Impresiones de los primeros días sin fumar (2)

Imagen de Anoia

Anoia

14/05/2018

6 días sin fumar

No había tenido problemas de insomnio hasta ahora. Ayer me acosté tarde por un trabajo que tenía que entregar y había ido retrasando, todo el día sin parar ni a comer, me agobié tanto con eso que ni tiempo tuve de agobiarme por el cigarro. Por la noche me desperté varias veces. Otra vez respirando mal, mocos y dolores varios.

Un efecto que leo mucho y no he sufrido son las toses y flemas oscuras. Si, como dicen, significa que los pulmones se están "limpiando"... ¿los míos siguen con alquitrán?

Fui al parque con la familia, que aquí son maravillosos, como bosques en miniatura, y participé en la clase de Pilates al aire libre; me ayudó mucho a distraerme.

7 días sin fumar

Pues menos mal que Pilates era una cosa ligera, menudas agujetas. Aún así me siento muy bien, y estoy ansiosa por volver, será buen sustituto de la nicotina. Con este pensamiento el día ha pasado mucho mejor.

Hoy tocaba Rückenfitenss ('fitness de espalda'), más suave; en caliente todo bien pero tras llegar a casa y sentarme un rato ya no me podía levantar. Mucho peor que cualquier molestia muscular que recuerde, un dolor intensísimo que me impide mantenerme erguida o tumbarme recta. Mi marido se descojona, que si vengo de las olimpiadas, dice. La clase la siguieron hasta niños con las madres. Lo que es la falta de costumbre, una recuerda que hizo deporte en el pasado y se convence de que el cuerpo lo recordará también. Llevaba una vida demasiado sedentaria.

Por la noche imposible dormir con el dolor, he probado mil formas de estirar, pero no había manera, el insomnio que no me dio la abstinencia me lo da el ejercicio. Al final ibuprofeno y vuelta a la cama; qué poco sano me parece ahora el deporte.

8 días sin fumar

Otro ibuprofeno con el desayuno y media hora de estiramientos para levantarme. No hago nada de nada salvo leer webs sobre dejar de fumar, pensar en mis ganas de fumar, y escribir mis impresiones sobre dejar de fumar. Me autosaboteo, en el fondo creo que no doy palo con la excusa de la ansiedad. Para no sentirme inútil cocino: crema de zanahorias, caldo de verduras, ensaladilla rusa, tortilla de papas y gazpacho. Mi madre siempre me decía que comer bien es el único lujo de los pobres. Aunque ella fuma como un carretero se alegra mucho de mi decisión de dejarlo, pero cuéntale que la pasas sin galletas, zumos, milhojas, cinco comidas al día y un pan en cada una y te mirará horrorizada. He engordado tres kilos en una semana y dejé el súper sin existencias de chocolate negro, soy una con el universo porque yo también me expando.

En el parque QiGong, que parece un personaje de Star Wars pero es lo que en España llaman Chi Kung. A mí lo que nos venden como "medicina tradicional china" y cosas de ese palo me parece una milonga para vaciar la cartera a occidentales ávidos de misterio, milagros y/o exotismo, pero la parte menos New Age, de movimiento y aprender a respirar y relajarse van bien. También son ejercicios vinculados a las artes marciales, de hecho el Tai Chi es una versión lenta y truncada de los golpes de Kung Fu. Como soy de la generación del "dar cera, pulir cera" me gusta imaginarme cual pequeño saltamontes.

9 días sin fumar

Sigo con dolor, pero ya puedo caminar sin grandes esfuerzos. Tengo que dejar de pensar en el cigarro y concentrarme para acabar este año la universidad, a mi edad y aún estudiando la carrera, qué jartura. También he vuelto a tocar a veces el teclado, que dejé por falta de tiempo. Me mantiene las manos y la mente ocupadas, pero no es como montar en bici, esto sí se olvida.

Resulta agotador tener que hacer algo cada vez que pienso en fumar. Lo que quiero es descansar cinco minutos. Hasta el otro día estaba deseando que llegara agosto, para pasar unos días tirada junto a la piscina, pero ahora no sé cómo voy a aguantar la inactividad. No me vale eso de hacer meditación, respirar hondo o a vaciar la mente, que también implica un hacer, sino ese tenderse a la bartola sin preocupaciones, pensando solo en lo bien que se está y lo buena que es la vida.

11 días sin fumar

Leí una cosa en un blog, así de pasada, y ahora no encuentro el enlace, pero luego la he estado rumiando un buen rato, porque veo fundamental que el dejar de fumar no se convierta en una obsesión o el fin único y exclusivo de mi vida. El principio es sencillo: dejar el tabaco no es un objetivo, sino un medio para tu verdadero fin; lo que generalmente uno llama motivos o razones, pero que en realidad no son sino metas.

Por ejemplo, podemos decir que nuestro objetivo es ganar salud. El concepto de "salud" quizás es demasiado amplio, pero tiene la ventaja de que los medios son muy claros y conocidos por todos: no fumar ni drogas en general, moderar consumo de alcohol, higiene, ejercicio regular, dormir 6-8 horas, alimentación sana y variada y chequeos médicos. El "círculo virtuoso", por el que un cambio a mejor nos lleva a otro y a otro. De esta forma es posible observar tus progresos de una forma objetiva y cuantificable, porque "dejar de fumar" no es una actividad, sino su ausencia, por lo que, una vez apagas el último, poca cosa puedes hacer más allá de decir "llevo x días sin fumar" o "hoy (no) tuve ganas de fumar", una acaba instalada en la pasividad y con la sensación de ser un pelele de los cambios de ánimo. Los análisis de sangre no dependen de si tienes un buen día.

La otra recomendación que daba, derivada de la misma idea, era identificar los verdaderos objetivos que buscabas con cada cigarro y encontrar otro medio para el mismo fin. El ejemplo evidente es el cigarro de las situaciones estresantes: si el objetivo de ese cigarro era eliminar el estrés o desviar un cabreo, entonces puedes sustituirlo por respiraciones profundas, pensamientos fríos o técnicas similares. De todas formas esto lo veo mucho más complicado de llevar a la práctica, porque no siempre está tan claro el para qué de un cigarro, o los motivos son demasiado difusos, o aquello no servía en absoluto al fin que creíamos que servía: ¿cómo logra uno la sensación de cierre cuando ya has acabado?, ¿y la paz interior de no hacer nada (salvo fumar) cuando no estás haciendo nada?

2 comentarios

"soy una con el universo porque yo también me expando" Smile

La paradoja de que lo que tienes que hacer es "no hacer" es una de las primeras cosas que nos descoloca, pero podriamos utilizar ese mismo verbo hacer para crecer en muchos sentidos.

Imagen de Steppen
Enviado por Steppen el Lun, 14/05/2018 - 22:32

Solo decir bravo de corazón

Imagen de casilda
Enviado por casilda el Mar, 15/05/2018 - 20:21