NUEVA VIDA - 4 días sin fumar

Imagen de Raquel PP

Raquel PP

29/11/2018

No sé muy bien que contaros.

Ya son 4 días sin fumar!!! Me siento orgullosa, está vez he podido.

Podría decir que ya no tengo síntomas pero aún me queda el regustillo a tabaco en la boca, y..."algo" que me recuerda constantemente cuando "toca" fumar. Cuando estoy viendo algo en la tele y sin darme cuenta pienso en que cuando llegue el anuncio me iré a fumar, enseguida me digo a mi misma "si ya no fumas" pero ese primer empujón inconsciente es fuerte. En casa de mi madre voy al patio y me siento, allí es donde fumaba, y pasa lo mismo, me doy cuenta y rectifico. Así me pasa casi todo el día en mi rutina. Me he dado cuenta de que es eso, una rutina que se ha ido formando alrededor del cigarro a lo largo de los años y que ahora se tiene que acostumbrar a las nuevas directrices. Lo bueno es que en esos momentos no me apetece fumar, no siento ansia.

Ahora que lo pienso, tal vez el regustillo de la boca no sea sabor a cigarro... He pasado tanto tiempo saboreando solo eso que ya no sé que es normal o no. Si lo analizo bien es como un saborcillo metálico, días atrás si era más definido, más cenicero.

 

En mi familia "fumamos" todos. Mis padres, mi hermana y yo. Durante unos años he vivido en casa de mis padres y continuamente dábamos paseítos al patio para fumar. Ahora, mi padre se ha visto obligado a dejarlo de repente por la extirpación parcial de cuerdas vocales y alto riesgo de cáncer. Mi madre se vio obligada a dejarlo hace 5 años por un cáncer de tiroides y extirpación completa de las mismas, lo hizo con hipnosis y le costó horrores. Finalmente no era cáncer (errores médicos) y aguanto sin fumar cuanto pudo pero acabo volviendo. A la pobre se le junto la montaña rusa hormonal provocada por la ausencia de tiroides con el principio de la menopausia, entiendo que no pudiera. Ahora fuma menos e intentando esconderse para no molestar a mi padre aunque este insiste en que no es necesario.

Yo hace un tiempo que no vivo con ellos y eso me favorece porque no tengo a nadie fumando cerca aunque no me molesta estar con fumadores pero tenerlo en casa sería distinto. Vivo sola con mi hijo de 14 años que aún no fuma y espero que no lo haga nunca, por las razones obvias y porque para el sería más peligroso por haber padecido cáncer y sido tratado con quimio.

Cómo veis, en mi familia el cáncer ha ido pasando por todos en mayor o menor medida (mi hermana tambien lo ha tocado), solo faltó yo. Suena hipocondríaco pero es así, solo faltó yo así que tengo otro motivo para no volver a fumar. Ya he perjudicado bastante a mi cuerpo, ahora a intentar sanearlo (lo siguiente será dieta).

 

Cómo me enrollo! En fin, ya no estoy llorona, ya no hay náuseas, tampoco hay temblequera... Todo perfecto y yo feliz.