Diario de Rebeca

Escribí este diario hace ya nueve años, a la vez que surgía la página "Mi Lucha Contra el Tabaco", la cual fue un acto de amor y creatividad de mi hijo mayor hacia mí. Foro, blog personal, miles de mensajes de los que durante todos estos años conseguimos dejar de fumar. Con todas estas "armas" os invito a iniciar vuestra lucha particular.

¡Mucha suerte!

Celia Gaspar / Rebeca

Día 29/03/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

28/03/2001


16:08:36

Sexto día sin tabaco.
Estas pastillas me provocan un sueño tremendo, no haría más que dormir. Salgo del trabajo, al mediodía y casi de inmediato ya estoy echando la siesta. Las siestas más largas de mi vida. Lo mismo me ocurre por la noche, otra vez ese sueño que me lleva a acostarme temprano. Total que fumar no fumaré, pero vivir tampoco. Sólo trabajo y duermo.
Otra vez el olvido de la pastilla de la tarde, ya van dos días, me la tomo una hora más tarde. No creo que pase nada.
Ahora que he debido pasar lo peor, estoy pensando si merece la pena dejarlo. Por lo único que estoy segura de que quiero volver es por no depender del tabaco. No quiero depender de nada.
Tampoco me permito estar gorda, con esa condición me tomo las pastillas, si me engordo lo dejo y me pongo a regimen. Prefiero cargar con el paquete de tabaco, que con nueve kilos de más encima.
El cansancio era otro tema que me preocupaba, me dije si dejo de fumar me cansaré menos, lo he oido tantas veces, pues ahora tengo una fatiguilla que no me gusta nada. Parece que quiera volver y busque excusas, pero aseguro que es cierto.


Día 30/03/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

29/03/2001


9:01:36

Duermo mucho, parezco una marmota. Lo cierto es que así hay menos oportunidades de tener un imperioso deseo de fumar. Entre las normas convenientes para dejar de fumar hay una, levantarse media hora antes de lo acostumbrado, que he probado esta mañana y a mí me ha sentado muy mal. En este tiempo de sobra he pensado mucho en el tabaco, de una manera muy insistente. Así que esta propuesta del ligero madrugón quedará desestimada en adelante.
No he dicho que hoy es mi septimo día sin fumar, me siento bien, me está costando menos de lo esperado. Hay momentos...
Lo que hago es recordar porque lo he dejado, creo tener buenos motivos, si no los tuviese sería mucho más díficil dejarlo.
Aunque estoy casi segura que mi humilde página no se encuentra en ningún buscador, voy a explicar mis motivos para dejarlo:
Mi familia no tendrá que aguantar mis humos.
Tendré un gasto menos, que era ya importante.
No dependeré de nada. Era mi único vicio.
Podré irme a cualquier parte del mundo sin la preocupación de si tendré tabaco.
Mi salud no empeorará por culpa del tabaco.



Día 31/03/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

30/03/2001


19:51:02

Hoy es el octavo día sin fumar. No puedo decir que mejore mi "mono" de una manera progresiva. Claro que cómo soy una mujer mis hormonas podrían estar jugándomela. Lo cierto es que mantenerme en esta postura de no fumar me era más fácil hace unos días que ayer u hoy. Esta reacción de mi pobre cuerpo me produce una tristeza especial, pienso que voy a volver a las andadas.
Estoy empezando a ver gente que ha dejado el vicio con las mismas pastillas que yo, están muy bien, supercontentos, les va de maravilla.
Tampoco me puedo quejar yo, pero es que tengo tendencia personal a la crítica y a la queja. Aunque trato de ser lo más objetiva que puedo en este tema.
El tema de la alimentación también fluctua, no había tenido mucho hambre, durante largos periodos de tiempo, pues hoy sí. He comido más de la cuenta, con ansiedad. Me preocupa engordar.

Día 01/04/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

31/03/2001


14:15:46

Es Domingo, noveno día sin fumar. Cuando deje de contar los días estaré en una fase mejor.
Lo peor es el café de por la mañana, termino, y tengo que tomar un chicle mentoladísimo, el más fuerte que venden, para no necesitar el cigarrito.
En algunos momentos creo que tengo mucha necesidad de fumar y procedo a encenderme un cigarrillo, a escondidas, me centro en lo que estoy haciendo. No sabe a nada bueno, no parece ser lo que andaba buscando, así que lo apago rápidamente. Tengo que aclarar que esto sólo ocurre gracias al medicamento, sin él estas pequeñas alegrías me engancharían inmediátamente. Aún así no recomiendo a nadie que las haga. Mejor no encender ninguno.
Sigo sin utilizar en su totalidad la mano de fumar, la izquierda. Se me olvida que la tengo disponible ahora en todo momento.
Procuro centrarme en la suerte que tengo de poder visitar lugares públicos donde se prohibe fumar, y en los que yo no tengo ninguna prisa por salir, porque fuera no me espera nada. Sin adicción, que bien.
Y lo que ahorro, también medito mucho sobre este tema, qué voy a hacer con tanto dinero que ahora no uso para fumar. Qúe caprichos me daré. Miro a los que fuman y me dan pena.


Día 02/04/2001

Imagen de Rebeca

Rebeca

01/04/2001


21:14:48

Llevo diez días sin ser una adicta practicante!!!!!.
Ahora voy muy orgullosa por ahí, pensando que no tengo vicios, ni pequeños, ni grandes. ¿Será bueno éso?. A ver si me voy a pasar!.
Hoy he soportado muy bien la vida en sociedad, las preguntas sobre cómo me vá?, qué tal me siento?, tienes un aspecto mucho más saludable! (en diez días cómo puede cambiar el aspecto?).
Me rodeo de no fumadores, mejor dicho exfumadores, pero ya olvidaron su calvario personal y atacan duro. Espero no engordar, éllos esperan verme hacerlo, porque así ha sido siempre al dejar el tabaco. Ahora ya no es así, estoy dejando de fumar con un medicamento muy avanzado que ayuda a no engordar. Si eso es verdad, voy a ser la envidia del barrio.